Sobre libro El Número de Dios, por José Luis Corral

Comparto esta breve reseña.

El número de Dios – José Luis Corral

Es la época medioeval, en los siglos XII y XIII en España que en aquella época estaba conformada por los reinos de León, Castilla, Navarra y Aragón, había presencia del Islam en el sur y los enfrentamientos eran inevitables. A este entorno político militar, se sumaba el de la iglesia de Roma que buscaba llegar al “imperio cristiano” de Inocencio III, que veía muchas ideas nuevas como herejía, por ejemplo la de los cátaros o puros, presentes en el Languedoc y en varios pueblos de la Francia mediterránea. Y la coexistencia fue pacífica, hasta que muchos obispos, viendo la merma de poder que tenían ante el estilo de vida de los cátaros, quienes vivían de un modo sencillo y su delito fue “de opinión” en el sentido que “no era necesario un Papa”, empezaron a ser perseguidos. Se hizo por primera vez una matanza, llamada cruzada, en el sur de Francia y los cátaros fueron masacrados, quemados, torturados, con la venia de Roma. En este crudo marco, vienen puestos en escena Arnal Rendol y su hija, Teresa Rendol, cátaros, perfectos y maestros de pintura. Maestros era la mayor distinción dentro de un oficio, lo que implicaba varios años de experiencia y arduo labor, pasando por los grados de aprendiz, luego de oficial y compañero, hasta llegar a la consagrada maestría. Y esta maestría en pintura, se muestra en los frescos de las iglesias, construcciones que son posibles por la riqueza y dedicadas solamente al fin del proselitismo religioso, para enseñar la Biblia a una población en su mayoría iletrada. De tal forma, que son legión las imágenes del antiguo y del nuevo testamento, sobre todo, de la vida de Jesús y su madre.

En otra zona de maestría, discurren los miembros de la familia Rouen: Luis, uno de los arquitectos de una de las catedrales más hermosas del mundo, la de Chartres; su hermano Juan, y el joven epígono Enrique, quien vincula su historia enlazando a su biografía el haber trabajado en las catedrales de Chartres, de Burgos y por último su magna opus, la catedral de León.

Desde el camino de Reims, pasando por la Vía francesa, transcurre el camino del campo de la estrella o de Santiago de Compostela, pasando precisamente por las catedrales de Burgos y de León.

La construcción de una catedral es un evento de suma complejidad, porque conjuga saberes y voluntades. El saber hacer es el de los maestros, cuyo gremio estaba comprometido a construir catedrales, casas, claustros para monjes; y ano construir ni palacios, fortalezas o prisiones.  Solo sitios para mostrar la luz, que era reproducir en tierra, la mansión de Dios. El saber de los maestros canteros, se basa en elementos simples de la geometría euclidiana, donde la cifra aúrica, aquella que Maya Korben describiera en su obra El código secreto como con “la propiedad única de generar armonía, regeneración, equilibrio por la facultad única de conectar las partes de un conjunto de tal forma que respeta sus propiedades individuales al tiempo que permite generar un patrón mayor de un único conjunto” 1 1 2 3 5 8 13 18 31 49….. el número se suma al precedente, generando un patrón mayor de un único conjunto; esta es la serie Fibonacci, del matemático Leonardus Pisanus, que a su vez la tomó de Euclides. Y se reflejó en muchas de las medidas de las catedrales, por ejemplo, 20 x 50 x 100, una proporción que simbolizaba la Virgen María. Lo cual nos lleva también a la configuración de muchas catedrales en Francia, representando en el suelo, la constelación de Virgo.

Pero sigamos con el proceso complejo de la construcción de la catedral. No solamente está el saber del maestro, sino la experiencia y la voluntad de aprendizaje de los oficiales y los aprendices en campos de arquitectura, cantería, carpintería, vidriería, pintura. También está el entorno de los jerarcas de la iglesia, como obispos, abades, arcedianos, y algunas veces los propias figuras reales, que opinan sobre lo que se debe hacer y como, por ser los aportantes de presupuesto. Y está el entorno político militar, que puede hacer que en momento dado el presupuesto tenga que gastarse en soldadas y armas, lo cual hace que se detengan los trabajos. Y está igualmente el entorno que muchos de los mejores escultores, que ejecutaban los motivos florales, los motivos geométricos, eran moros, de quienes recelaban los jerarcas de la iglesia y muchas veces imponían veto a su experiencia, que tenía que ser rebatida por el maestro por el bien de la obra. Y estaba el escenario del “choque de trenes” entre quien tiene el saber hacer, y quien cree que puede imponer su voluntad, de modo que los maestros no la tenían fácil al momento de plantear todo lo que imponía y suponía el trabajo de una catedral. Y está igualmente el tema del espíritu de los tiempos, donde el estilo gótico busca dejar pasar la luz, para ver en la luz la representación de Dios, de forma que los muros del pesado estilo románico se empiezan a llenar de ventanas, de vitrales, y se requieren nuevas formas de arquitectura, para poder seguir manteniendo la entrada de la luz, y al mismo tiempo, permitir estructuras elevadas, que imponen nuevos retos de soporte al peso. Surgen los arcos góticos, los arbotantes.

Las catedrales no solamente son lugar de culto, son igualmente lugar de consolidación de poder. Las estatuas y panteones reales ayudan a consolidar el poder, la idea del rey consagrado por la gracia de Dios.  Y son igualmente sitios de reunión. En la catedral de Burgos en 1269, con motivo de un matrimonio real, allá estuvieron varios de los reyes malditos de Maurice Druon, como Felipe IV LeBel, Eduardo I LongShank “el martillo de los escoceses”, Alfonso X conocido por la posteridad como “El sabio”, Enrique de Rouen el maestro constructor, los miembros del alto clero.

Libro 25 de 2017

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s