Segundo tomo de la obra “César y Cristo”, por Will Durant. Historia de la civilización romana.

Introducción

Continúa Will Durant con una excelsa prosa, trayendo nuevamente en el tiempo las crónicas de la ciudad eterna, con sus avatares en el escenario ideológico, social, cultural  y claro, el político.

Había llamado la atención que en el tomo I, cuando se refiere a Tiberio, no hubo mención a Jesús de Nazaret, de hecho fue bajo el reinado de Tiberio cuando ocurrió la crucifixión del Maestro. En este tomo, finalmente se refiere in extenso Durant al papel pivotal en la historia de Jesús, desde diferentes perspectivas: la de varios historiadores en el siglo XIX, donde hay opiniones incluso que niegan su existencia, hasta las descripciones hechas por Flavio Josefo, el judío romanizado, que tuvo la oportunidad de narrar en las “Guerras de los judíos

cesar-y-cristo-will-durant-tomo-2-13426-MLA20077656053_042014-F
Crédito de imagen: http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-582721391-cesar-y-cristo-will-durant-tomo-2-_JM#redirectedFromParent

will-durant-cesar-y-cristo-2-tomos-usado-237401-MLU20335099445_072015-F

Amén de los diferentes sucesos acaecidos en los diferentes reinados, Durant destaca que durante los períodos de Trajano, Antonino Pío, Adriano,  Roma alcanzó su cenit social, situación merecida después del caos creado por Domiciano, el último de los Flavios. La economía fue estable, la res publica se manejó con gran dedicación y la cultura romana manifestada en el arte de gobernar dejó una secuela de orden que no tendría parangón en el mundo mediterráneo, donde la tolerancia por las creencias religiosas de los diferentes pueblos ayudó a esta época de paz y tranquilidad.

De todas formas, a esta Roma le pasó lo que a otras civilizaciones, porque la naturaleza se muestra avara de grandeza y tras un período de gobierno por Imperatores del orden senatorial llegaron imperatores del orden militar y como lo había dicho Edward Gibbon, la caída de Roma en su imperio occidental fue un lento proceso de 3 siglos, donde caben las preguntas de cómo surgió y luego la de como fuera posible que cayera…..

El paganismo y el cristianismo en contienda

Durant refiere el proceso de marea de oscilación pendular entre el ocaso de la filosofía de la gente de los pagos o campos, los paganos, que lentamente empezó a dar origen al pensamiento y cosmovisión cristiana. Lucio Domicio Nerón, tuvo un esclavo de nombre Epafrodito, quien pasó a la historia en Quo Vadis de Enrique Sienkiewicz, cuando ayuda al cayente emperador a enterrarse un cuchillo en el pecho. Este Epafrodito luego acogería a uno de los pensadores paganos estoicos, a quien Durant no duda de calificar como un seguidor de Jesús, sin ser cristiano, una especie de Giovanni di Pietro Bordanone (San Francisco de Asís) en las postrimerías del siglo I, profundamente desprendido, que pensaba que al morir, lo que se estaba haciendo era devolver a la madre tierra una sustancia corpórea que se nos había prestado, un pensamiento consonante con lo que dijera Franklin sobre la muerte, “la deuda que todo hombre paga”. No se extravían las cosas, sólo se han devuelto enseñaba Epícteto. Y este impresionante Epícteto, tuvo otros epígonos en el tiempo, Orígenes de Alejandría, Jámblico, Herenio, los fundadores del Neoplatonismo, corriente de pensamiento que buscaba revivir el pensamiento idealista de Platón, con una visión pagana del alma. Orígenes y Plotino fueron discípulos de Amonio Saccas, quien curiosamente dejó el cristianismo y retomó el pensamiento pagano, en la espesa corriente de pensamiento religioso que impregnaba a Alejandría en el siglo IV: orfismo, pitagorismo, mazdeísmo, mitraísmo, lo cual constituía muchas formas de ver a Dios, a través de diferentes ópticas y ritos, uno de los escenarios en ciudades cosmopolitas como Alejandría.

El apóstol de los gentiles

En el 2008 el Vaticano conmemoró el segundo milenio del fundador de la iglesia, Paulo o Saulo de Tarso y viendo la historia de Pablo, ya uno comprende un poco mejor esta concepción paulina de la iglesia: construída sobre el marco legal de la ley judaica, tomando algunos elementos de otras religiones, y construyendo el mensaje salvífico de Kerigma o resurrección a propósito de la resurrección de Jesús.

Pablo es uno de los personajes pivotales en la historia de la Iglesia, porque logró con su capacidad ejecutiva que venía desde la visión política de Gamaliel, organizar y ser el alma de las diferentes asambleas o ecclesias en las diferentes ciudades de Asia menor, en donde interesaba siempre tomar el contacto con quienes hubieran conocido el mensaje de Jesús, de “primera mano”. Pero este esfuerzo de Pablo tuvo un precio muy elevado que pagar y fue el de la soledad, el de ser muchas veces desterrado, mofado, aunque sus desplazamientos fueron facilitados por el hecho de Pablo tener el “ábrete sésamo” de su época, como lo era la ciudadanía romana.

Pablo de Tarso de Cilicia (en Turquía) pensaba como el experto jurídico judío Gamaliel de quien había sido discípulo por largo tiempo en su juventud, manejaba el griego koiné que era la lingua franca de la época, empezó a plasmar sus primeros mensajes a las nacientes comunidades en griego y tenía la posibilidad política de moverse merced a su ciudadanía romana, lo cual le hizo el apostolos o enviado, de índole internacional por excelencia, si hubo un papel para él, fue el de apostolum gentium, el apóstol de los gentiles. Su educación en el marco legal de la Torá judía hizo que plasmara el gusto por la ley en la naciente iglesia, que luego de paso sería la base del impresionante sistema legal canónico de la Iglesia católica en la edad media. Y su epístola a los romanos luego con la interpretación y transformación de Lutero, todavía serviría como simiente y daría lugar al surgimiento de las variantes protestantes de la adoración a Dios.

Las persecuciones

Pasan los tiempos, llega la durísima época de las persecuciones que alcanzó su mayor paroxismo bajo Diocles o Diocleciano, quien desde el punto de vista político fue de los primeros en aplicar aquel lema político religioso cuius regio, eius religio, que afloraría durante las guerras de religión en la edad moderna donde  “la religión del rey es la religión del pueblo” y empezó una de las épocas más duras para la iglesia, que de hecho la logró fortalecer hasta el punto de adquirir su carácter de khatholika o universal.  Tertuliano, uno de los padres de esta naciente iglesia llegó a afirmar que “ayer no éramos nada y hoy somos semilla”.

Cristianismo como religión de estado

El saber de tipo legal de la iglesia le fue dado por estos padres de la época de la patrística, donde además de Tertuliano, estuvieron Lactancio y no podía faltar, Orígenes. Desde muy chico, Orígenes memorizó la biblia y este conocimiento hizo que pudiera coordinar un grupo de copistas, que empezaron a escribir los diferentes tipos de interpretación que podía tener cada uno de los versículos, si eran de tipo literal, alegórico, moral o anagógico (místico) y este corpus, fue consolidado posteriormente por San Agustín de Hipona y la iglesia pudo detentar el poder que exhibió durante toda la edad media, por el trabajo de estos gigantes, que hicieron posible mantener el criterio de unidad, que mostró impacto político que hizo que Constantino finalmente decidiera poner coto  a las persecuciones, devolver lo confiscado por Diocleciano, Galerio y jugar políticamente en pro de su reinado, con las nuevos cristianos, que de paso le aportaron ¡doce! legiones. Una legión era una unidad militar de aproximadamente seis mil soldados y con estos nuevos ejércitos, fue posible de paso transladar la capital del imperio romano de Oriente, desde la ciudad de Nicomedia hasta la nueva ciudad que llevaría su nombre y que hoy conocemos por Estambul, en griego es tan polis “es la ciudad”

Las primeras herejías

El naciente cristianismo también pudo lidiar contra sus propias faltas internas de consenso o herejías, donde una de las más importantes fue la de Arrio, quien propuso que Jesús no era consustancial con el Padre, por haber sido creado. Y la difusión del pensamiento de Arrio fue motor para que los expertos en doctrina lograran sentar su primer precedente en el concilio de Nicea del año 325, de donde viene el actual credo que se expresa en la misa y cada vez que se dice “de la misma naturaleza que el Padre”…. revive aquella lejana época del arrianismo.

En aquel lejano 325 en el concilio de Nicea, el cristianismo se convertiría en religión de estado del imperio romano y ayudaría para que junto con la maquinaria legal, esa sociedad lograra llegar a ser once veces secular. Y así refiere Durant, que Cristo venció a César.

La caída

Durant también trata sobre el temor a Oriente, lo menciona cuando empiezan las invasiones de los diferentes pueblos bárbaros, que empezaron a ser un dominó de aludes sociales, por la presión hecha de los Hung-nu o hunos, que empezaron a su vez a desplazar a otros pueblos, que llevaron una presión social tremenda a la limes o límite del imperio romano. Las diferentes tribus de la zona del mar Negro empezaron a migrar hacia occidente, allí estuvieron los alanos, suevos, vándalos, entre otros muchos. Y ellos serían los protagonistas de nuevos órdenes sociales en las nacientes nacionalidades europeas.

Contribución de este post:

No se encontraron reseñas sobre esta obra al buscar en Google, búsqueda como

https://www.google.com.co/?gfe_rd=cr&ei=eCwQVe7EIrGCsgewqYCgBw&gws_rd=ssl#q=%22Cesar+y+Cristo%22+Will+Durant


Lecturas complementarias por Alejandro Melo

https://universalhistory.wordpress.com/2015/07/11/sobre-libro-la-decadencia-y-caida-del-imperio-romano/https://universalhistory.wordpress.com/2015/08/07/sobre-libro-la-decadencia-y-caida-de-roma-tomo-ii/https://universalhistory.wordpress.com/2015/03/23/sobre-libro-la-decadencia-de-roma-joseph-vogt/


Más temas sobre historia Universal en http://www.scoop.it/t/horns-of-hattin

Advertisements

3 thoughts on “Segundo tomo de la obra “César y Cristo”, por Will Durant. Historia de la civilización romana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s