Sobre libro El mundo Medieval – Friedrich Heer.

moyen-age-image-animee-0029
Introducción 

La edad media. Un tiempo donde el mundo de repente pasa de ser abierto, a ser cerrado como un ghetto, un fenómeno curioso sobre el cual Heer llama la atención.
Desde la caída del imperio Romano de Occidente, hay un progresivo ascenso en la mentalidad y en el medio social de la cristiandad, la religión pasa a ser el Zeit geist, el espíritu de la época del orbe europeo. Y al mismo tiempo, en una dimensión antípoda, el poder político se empieza a consolidar en un sentido opuesto, de ser fuerte, más fuerte, el más fuerte. La tierra en cuanto feudo, empieza a generar el valor político, social, económico y militar. Y este marco político busca y logra la aprobación religiosa de los líderes religioso-políticos de la cristiandad, como lo fueron los estamentos curiales, como obispos, arzobispos, abades, que muchas veces pelearon contra el poder del propio Papa.

Economía en la edad media.

El comercio se hizo bastante fuerte, en el norte con la reconocida Liga Hanseática, que se dedicaba única y exclusivamente a sacar el mayor provecho posible de materias primas y productos que se podían transportar por barco. El barco de mercancías que se desarrolló y logró imponer su moda, fue uno de gran calado; el predecesor de las carabelas.

animated-ship-image-0019

Así toleraba gran cantidad de mercancías. Y este modelo comercial que unió a varias ciudades del Norte de Europa, fue el que luego desarrolló la marina inglesa, con una adición: barcos militares, que la Hansa no consideró necesario porque sus bloqueos comerciales fueron temibles.

El oscilante marco religioso

Me he quedado pensando sobre la conveniencia de este título, a propósito que se puede pensar que si hubo una época de consolidación de la cristiandad hasta llegar al “corporativismo” eclesiástico, fue la edad media. Pero sí hubo muchas corrientes, que culminaron en la Reforma y el surgimiento de la iglesia protestante. Las cruzadas son un aspecto de este marco religioso, comentadas más adelante.
Es emocionante hablar de Pierre Abelard, de Giovanni di Pietro Bordanone, nacido en 1181, gran reformador de la iglesia, que logró inspirar a muchos hombres para buscar nuevamente el espíritu de Cristo. Y de paso il poverello, fue el primer estigmatizado de la historia, por su piedad y devoción en la iglesia de la Porciúncula, en Asís.

Desafortunadamente el propio papado se encargó de perseguir a los franciscanos espirituales, el grupo de quienes procuraron emular el mensaje y estilo de vida de su fundador; todo porque su devoción y militancia, compromiso, estilo ejemplificante de vida, sirvió de vía de salida a muchos valdenses, seguidores de Petro Valdo. Y quedaron los franciscanos conventuales, que empezaron una sorda lucha de poder contra los dominicos, la orden de Santo Domingo de Guzmán – Saint Dominique, el que predicó en terrenos de los albigenses.

GIS15364
El sueño de Inocencio III. Tomado de http://www.artehistoria.com/v2/obras/15364.htm

Santo Tomás de Aquino empezó su labor de unir la ciencia y la fe, consolidando el trabajo de teología sutil de San Agustín de Hipona: surgió la escolástica, con sus cinco vías de la razón. Y combatió el averroísmo de Siger de Brabante, uno de los profesores de la universidad de París, quien tuvo un discípulo muy influyente: Pierre Dubois, el terrible válido y temible panfletista político del rey Felipe IV capeto “El Hermoso”, el rey protagonista de “Los Reyes Malditos”, que inició el cautiverio de Aviñón al lograr nombrar su propio papa, el ambicioso cardenal de Cahors, Bertrand de Goth, futuro Clemente V.
Averroes no fue muy apreciado paradójicamente por el veto eclesiástico a Aristóteles, dado que Averroes tradujo y comentó buena parte de la obra del Estagirita. Y una de sus propuestas era que la conciencia era universal, pero no subsistía más allá de la muerte, razón de su impopularidad con el dogmatismo corporativo eclesiástico, que no permitía diferencias, y que se volvió aún más reaccionario con el progresivo ascendiente de los canonistas en la iglesia.
Hubo una época en que la edad media fue abierta y fue antes de la cruzada de los albigenses. Y después del triste ascenso de la inquisición, la edad media y muchas de las ciudades del norte de Europa continental se volvieron ghettos cerrados de intolerancia.

Las cruzadas

Las cruzadas o invasiones europeas, como se refieren a ella los historiadores islámicos, fueron el movimiento político militar teológico para encausar el ímpetu bélico de los hijos que no eran primogénitos, que no heredaban la riqueza, que devenían muchas veces en nobles levantiscos que organizaban guerras y querellas sin ton ni son en detrimento de la paz. Las cruzadas permitieron muchas cosas, buenas y no tan buenas:

  1. El pensamiento abstracto de la iglesia se logró volver militante, por la interpretación de San Bernardo de Claraval.
  2. El pensamiento abstracto de la iglesia logró volverse reglas de órdenes de caballeros religiosos y militares. Surgieron las diferentes órdenes, como los templarios, los hospitalarios, los teutónicos, Alcántara, Santiago, Calatrava, Montesa, que desarrollaron los guerreros más temibles de su época.
  3. Permitieron el “intercambio religioso” y paradójicamente la “tolerancia religiosa” gracias a que varios maestres tuvieron contactos políticos y diplomáticos con los principales gobernantes del islam y conocieron más de cerca la experiencia religiosa de “los infieles”.
  4. Permitieron el desarrollo de técnicas bancarias, usadas todavía hoy en día. los cheques, las remesas, las consignaciones.
  5. Debilitaron a Constantinopla, para su posterior caída y la consecuente emigración de eruditos griegos, que luego hicieron posible el Renacimiento en las ciudades italianas que los acogieron.
  6. Lograron fortalecer la división religiosa entre sunnitas y chiítas en el cercano oriente.
  7. Consolidaron la ascendencia política de los papas, permitiendo el llamado cesaropapismo, donde los sucesores apostólicos de Cefas-Pedro, lograron consolidar un poder mayor al de los reyes.
  8. Permitieron que ideologías orientales como el gnosticismo y el maniqueísmo permearan pueblos mediterráneos, que luego fueron los cátaros.
  9. Permitieron desafortunadamente que en la búsqueda de la unificación de criterio el papado (Inocencio III) autorizara cruzadas contra cristianos, lo que borró violentamente a los cátaros, la herejía albigense y de paso, la cultura provenzal occitana del Languedoc.
  10. Permitió el surgimiento y la consolidación de la Inquisición, que a su vez consolidó la teocracia católica como el poder indiscutible de su época.
  11. Y el quehacer de la inquisición fue avalado por el poder de los Habsburgos, con Carlos V y Felipe II como los “campeones de la cristiandad”, eufemismo detrás del cual ocurrieron muchas guerras, desplazamientos, brotes de antisemitismo, encarcelamientos, ejecuciones en la hoguera, las ciudades se llenaron de delatores, la iglesia empezó a enriquecerse con los bienes de los delatados, y se pusieron de moda las tropas mercenarias.

Y el fin de las cruzadas, originó cambios en la esfera del poder: la caída de los templarios hizo que el poder económico y político fuera transferido a la nación francesa, en cabeza de Felipe IV.

La Universidad

Una de las instituciones medievales que sobrevive, es la Universidad, donde se preparaban los estudiantes que favorecieron los abogados, que hacia la alta media, fueron los canonistas que dieron el cuerpo legislativo a la iglesia, que hizo una transición: desde la cristiandad, el pueblo de Dios, hasta el predominio de la Ecclesia, la asamblea. Los universitarios definían con sus profesores las materias que querían ver, como querían el desarrollo académico. Y cuando las condiciones no eran favorables, los estudiantes ejercían un arma temible: la secesión, que consistía en que los estudiantes dejaban de ir a la ciudad donde estaba la universidad. De la secesión de Oxford, nació Cambridge.

El Arte

El arte medieval por excelencia busca a Dios: surgen las catedrales, que buscan multiplicar la luz, y el estilo más conocido que es el estilo gótico, inició en Normandía, al norte de Francia. Los gremios de constructores empezaron a consolidar su poder por el conocimiento especializado en la construcción de esas imponentes edificaciones, con sus vitrales, sus arcos flotantes, sus arbotantes, sus estructuras que consolidaban la división social porque construían dependencias en función de preeminencia social: lo más cercano al altar quedaba para prelados, nobleza y realeza. Un coro venía después que de paso, servía como muro humano para separar al pueblo raso.
Y las mujeres tuvieron un importantísimo papel en el desarrollo de la literatura: Leonor de Aquitania, en su tierra francesa mediterránea con su amor por la vida y la belleza, favoreció el estilo cortesano. Los mesteres de juglaría empezaron con ella y fueron precursores de la novela caballeresca.

moyen-age-image-animee-0022

Tuvo sin embargo la reina Alienor que pagar un precio muy alto, el de estar privada de su libertad por el matrimonio con Enrique II de Anjou, pero su perseverancia logró que siguiera siendo buena reina cuando murió su cónyuge, “El león de invierno”.

Referencia

l3642-friedrich-heer-el-mundo-medieval-guadarrama_iZ13537141XvZxXpZ1XfZ76237838-544620158-1.jpgXsZ76237838xIMl3642-friedrich-heer-el-mundo-medieval-guadarrama_iZ13537141XvZxXpZ6XfZ76237838-544620158-6.jpgXsZ76237838xIM

Advertisements

One thought on “Sobre libro El mundo Medieval – Friedrich Heer.

  1. […] Las tendencias influyentes Cada época tiene su zeit geist, su espíritu de los tiempo, en aquel entonces las órdenes religiosas gozaban de gran influencia social. En Florencia había varias, de las cuales los dominicos eran los de mayor influencia, seguidos por los benedictinos, carmelitas, variantes como los olivetanos y cada una de estas buscaba dejar su legado en obras de iglesias y capillas, siendo entonces uno de los motores para el mecenazgo del arte. Los dominicos dieron origen a varios artistas, uno de ellos conocido como el maestro de las figuras dominicas, fue de los primeros en ilustrar La Comedia, de Dante. En las pinturas influyeron para exaltar a Santo Tomás de Aquino, exaltar que con su conocimiento logró imponerse a Averroes y a otros disidentes de la antigüedad, como Arrio.  Los monjes de hábito blanco y negro a veces aparecían incluso alegóricamente como canes persiguiendo a heréticos, por su apelativo en latín Dominus canes “los perros del señor”. Y los monjes de la orden benedictina, epígonos de San Benito de Nurcia, dieron al mundo varios santos de índole eremítica, aquellos que se retiraban del mundo o como ellos decían “renunciaban al siglo”, como San Romualdo, San Onofre, lo cual obviamente influyó para que surgieran pinturas con esta temática. Y los franciscanos promovieron diferentes pinturas con San Francisco de Asís, de nombre Giovanni Di Pietro Bordanone. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s