El Código Secreto – Maya Hemenway

Algunos comentarios sobre este libro que vale la pena leer para comprender mejor el mundo que nos rodea.

El propio conocimiento puede llegar a partir de conocimiento del universo, y al conocimiento del Universo se llega en la medida de conocer este número o sección aúrica o divina proporción (cada uno de los autores y estudiosos importantes desde Euclides hasta Fibonacci (Leonardus Pisanus, 1170 – 1250), pasando por Luca Paccioli (1445 – 1517) y Leonardo Da Vinci le han dejado su impronta en el nombre) que tiene “la propiedad única de generar armonía, regeneración,equilibrio por la facultad única de conectar las partes de un conjunto de tal forma que respeta sus propiedades individuales al tiempo que permite generar un patrón mayor de un único conjunto“.

¿Cómo arranca una serie Fibonacci? Se inicia a partir de cero, uno: el siguiente número es la suma de los dos precedentes:

0+1 = 1;

1+1 = 2

2+1= 3

3+2= 5

5+3= 8

8+5= 13

La serie resulta en 0 1 1 2 3 5 8 13 21 34 55 89 144….. estos son números o serie Fibonacci.

La relación entre estos números es (1 + raíz cuadrada de 5)/2, y de aquí sale el número Fibonacci, que es 1,618 03 39 88 74 989 4848 20 45 86 83;  la raíz cuadrada de 5 es 2.230.

tumblr_mq0cgtpEZE1s5nl47o1_500

Y Fi, que es como se conoce matemáticamente a este número aúrico divina proporción, o sección aúrea, describe muchos fenómenos que ocurren en la naturaleza, desde el incremento en el crecimiento de conejos, hasta el número de pétalos de una margarita, sin hablar de las medidas de la cadena del ADN humano, las proporciones del Partenón, las relaciones geométricas en las pirámides, los cuasicristales descritos por Roger Penrose, la filotaxia o disposición de las hojas en el tronco de una planta. Pues Theodor Fechner hizo una encuesta sobre la afinidad y escogencia de un grupo de rectángulos y la mayoría de encuestados optó por el rectángulo con relación de número aúrico, donde un lado = 1 y el otro lado = número Fi.

Y  algunos detalles interesantes: Platón (427 – 347AC) equiparó los 5 sólidos a los elementos de la naturaleza:

Dodecaedro = el cosmos, el supremo orden

Ortoedro = Fuego (por ser el más ligero)

Tetraedro = Aire (por estar a nivel intermedio entre fuego y tierra)

Cubo = Tierra (por ser el cuadrado el más estable)

Icosaedro = Agua (por ser el que se mueve con más facilidad; este es el que tiene las 20 caras y eicosa en griego quiere decir 20….. el ácido eicosanoico o araquidónico, tiene precisamente 20 carbonos)

Pues resulta que un cosmólogo francés de nombre Jean Pierre Luminet describe que el universo puede tener forma de dodecaedro!, con distancia de 30.000 millones de años luz…..Y en muchas obras que todavía perduran, el número aúrico formó parte de planeación: la catedral de Notre Dame, la de Chartres.

Todo esto es para destacar que los puentes entre misticismo y astrofísica -aunque suene raro-, están pasando por el mundo de las matemáticas.

Un detalle para resaltar:  es profusamente ilustrado, los conceptos se entienden mucho mejor.

libro 16 2014 El cod secreto

Referencias

Figura de la fracción: http://esquemat.es/algebra/el-numero-de-oro-como-fraccion-continua/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s